sábado, 12 de abril de 2008

Nurit Zarchi / Maridos
















Me pasan facturas
por no haber sido feliz
y siempre me sorprenden con su verborragia.

Me reclaman recibos por mi destino
y me hacen pensar que,
por culpa de mi gata,
vivimos en la ciudad equivocada.

En tiempos de conflictos internacionales
me mandan con mi mamá.
Como si el hecho de ser yo misma madre
fuera una ilusión.

Algunos de ellos me ofrecen las tortas
que yo misma horneé y me piden que les agradezca
el haber inventado la electricidad, el invierno y la mermelada.
El que no me guste la mermelada no importa;
pues de cualquier manera ellos editan mis memorias.

En el fondo de sus corazones sospechan
que poseo acciones bursátiles
(sólo que no tiendo a compartir).
Siempre que les ofrezco mis pobres dones de prestado
están demasiado cansados
o sumamente preocupados por mis proporciones correctas.

Pronuncian la palabra “narcisismo” con ojos entornardos,
como quien fuma un narguila.
Murmuran a mi paso con disgusto
como quien tranca súbitamente una ventana
ante un insecto o una corriente.
Para cuando se me pasó el susto
entendí que se referían a mi necesidad de aire.

Cuando se van, dejan el vacío de sus tazas
y como contrapartida tienden a llevarse mi diccionario.
Se internan en lo profundo de sus vidas,
como el continente en el mar holandés
y me dejan sin sintaxis con la que pueda
poner en marcha mi dolor.


Traducción: Gerardo Lewin

4 comentarios:

heladero dijo...

Dezconozco el original, pero la temática y la soltura del texto es muy buena...es más he gozado los parámetros del hombre vistos por la mujer . Un Poema satírico pero con mucha fuerza.
Celmiro Koryto

Gerardo dijo...

El original (y otros poemas de esta autora) en hebreo y una traducción al inglés puede leerse en http://israel.poetryinternationalweb.org/piw_cms/cms/cms_module/index.php?obj_id=3176&x=1

Noctiluca dijo...

Mira, en vez de ponerme desde el comienzo "de su lado" en plena empatia, pienso que es un poco raro esto de que pluralice. Cuantos fueron y porque con todos le paso lo mismo? No son distintas las experiencias amorosas con distintas personas? mas alla de este comentario pseudo-psico-frivolo, me gusto mucho el poema (o tu poema....) y es cierto lo de la soltura.... que duda uno no sabe si el traductor mejora o empeora el poema, y no puedo leerlo en hebreo. Por lo tanto gracias por haberlo traducido.!!

un beso
C.

gerardo dijo...

Gracias, Noctulica, por su comentario... Es cierto, es bastante raro el uso del plural, me parece que es un recurso: al hablar de "ellos" los despersonaliza, se convierten en "esa clase de gente"... ¿no? Pero vaya, no sea vagoneta y lea la traducción inglesa...