lunes, 31 de agosto de 2015

Eyal Megued / Errata
















La búsqueda de exactitud me lastima más y más.
Es, por lo visto, la maldición del poeta:
no puedes conformarte con menos
de aquello que pretendías decir.

Cuando te has frustrado en tu intención
no es dable el lujo del arrepentimiento,
como la errata que se produjo en el poema
y te amarga la vida, en vano intentarás
habituarte al yerro, a ese nuevo decir.

No resulta indistinta la palabra arruinada,
el poema se afirmaba en ella como un ser delicado
de imposible redención, la sola y única cura
por la que se ha optado, como resultado
de una gramática de finísima minuciosidad,
mientras se procesan los datos
en el centro de cómputos celestial:

la proximidad con lo masculino o lo femenino,
la determinación del sitio,
el análisis de los deseos hacia el sur o hacia el norte
y la decisión final, la cirugía
para optar por el sexo apropiado.




Traducción: Gerardo Lewin


Eyal Megued (1948) es un escritor y poeta israelí. Nació y creció en Tel Aviv y es hijo del escritor Aharón Megued y de la escritora Ida Tzurit. Estudió Filosofía e Historia del Arte en la Universidad de Tel Aviv. Comenzó a publicar poesía a principios de los años ´70, década en cuyo transcurso publicó diez poemarios. En los años ´90 comenzó su carrera como novelista. En el año 2004 se le otorgó el Premio Primer Ministro por su obra.

lunes, 17 de agosto de 2015

Tanhum Avgar / Qué es la poesía

























A
Un querido amigo
que no es un entusiasta de la poesía
aunque tampoco la odia a muerte
me pregunta qué es la poesía.
Qué es la poesía.
En realidad,
qué buena pregunta.
¿Qué tal si se la planteas
a algún otro?

B
Aun así, a solas
conmigo mismo:
¿qué es la poesía?

C
La poesía es el color del alma
luego de que ella (el alma)
sublima.
Ahora, amigo mío,
vete a dormir
antes de que ella (la poesía)
ponga sus manos
sobre ti.



Traducción: Gerardo Lewin

domingo, 9 de agosto de 2015

Avot Yeshurun / Coro de voces























La casa se llenó de músicos.
Padre, madre, hermanos, hermanas.
Cada uno llegó desde su origen.
Cada cual con su canción y su violín.

Hechas las alabanzas, cada quien
vuelve a su propio y distante lugar.
Allí se quedan su violín y su canción.

Sólo la tierra, muda, escucha.



Traducción: Gerardo Lewin


Bonus: El poeta lee este poema.

viernes, 24 de julio de 2015

Aharón Shabtai / Pascua

















En lugar de hervir
ollas y platos
frotáos el corazón
con lana de acero.

Leéis la Hagadá
como cerdos
que, si dispusieran para ellos una mesa,
hozarían en la fuente
de las albóndigas y el perejil.

Pero la Pascua
es más fuerte que vosotros.

Salid a la calle y ved:
los esclavos se rebelan,
un brazo férreo
hunde en la arena al déspota.

Cruel e imbécil,
vuestro Faraón
envía a sus capitanes
en sus carros de asalto
y mira: el mar de la libertad
se los traga.




Traducción: Gerardo Lewin

domingo, 12 de julio de 2015

Mordejai Geldman / Tatuaje


















En el autobús, sentado frente a mí, 
un apuesto muchacho 
con una letra japonesa tatuada sobre el cuello. 

Por qué no te tatúas también tú
dice mi cerebro
un dragón, un unicornio o una gaviota
te darían un aspecto juvenil y sexy
a pesar de que ya es bastante tarde

Quizá ya llevas un tatuaje
prosigue mi cerebro
un tatuaje secreto
capaz de ver sin ser visto
y que en otra época
era habitual en tu familia
una hilera de dígitos azules
el número en el turno de la exterminación

Pues en esta mañana veraniega
es tu turno para ser exterminado
tomando en cuenta tu edad
y tu estado de ánimo

Y llega entonces el pensamiento salvador:
este es el número del celular
de un amante perdido en la distancia
que ha quedado grabado en mi hombro,
en mi brazo
y en el bloc de notas de mi corazón.



Traducción: Gerardo Lewin

miércoles, 24 de junio de 2015

Rafi Weichert / Dormida



















Duermes, tu cabeza apoyada en mis rodillas
con la seguridad absoluta de los niños.
La luz centellea en la pantalla.
Las imágenes se suceden en silencio anudando,
unos con otros, remotos acontecimientos.

Bajé el volumen para que no interfiriese
la realidad con el sueño.
Ahora debo permanecer en mi postura.
Cualquier movimiento te arrancaría
de esos fantásticos parajes
hacia los que has zarpado.

Quizá también discurran en tus sueños
visiones que tu tranquilo aliento no revela.
Percibo en un momento el delicado tiempo
que fluye y nos rodea,
se aleja de nuestros cuerpos
y se expande, como ondas.



Traducción: Gerardo Lewin

lunes, 15 de junio de 2015

Efrat Mishori / Ala metálica


















- ¿Qué es eso a lo que te refieres, madre?
Un ojo iluminado en la húmeda oscuridad del túnel.
¿Qué es lo que planeas, madre?
Una cabeza titilante que me mira con reproche.

- No me refiero a nada, hija,
herida flecha, mano extendida, cercenada oreja.
No planeo nada, hija,
cuerpo desmembrado hiere la morada del pavor.

- ¿Qué es eso que ahuyentas, madre?
Un asa envuelta en un extraño trozo de piel.
¿Qué es eso que esgrimes, madre?
Un ala metálica que golpea en su estructura.

- No ahuyento nada, hija,
rombo desesperado, abierta boca, corona enferma.
No esgrimo nada, hija,
muslo infantil, cansada bandera, mejilla abatida.

- ¿Qué es eso que persigues, madre?
Una infancia sumergida en un barril de cieno.
¿Qué es eso que ocultas, madre?
Un hilo rojo que se descuelga desde el techo.

- No persigo nada, hija,
tembloroso marco, rodilla floja, debilitado dedo.
No oculto nada, hija,
cuchillo lavado, piso limpio, brazo vendado.




Traducción: Gerardo Lewin



Efrat Mishori es poeta y doctora en filosofía. Nació en Israel en 1964. Ha publicado siete poemarios y un libro de cuentos infantiles en verso. Obtuvo el prestigioso premio Primer Ministro para literatura en 2001. En 1997 escribió Soy el modelo de la Poesía, un espectáculo unipersonal que incluía música y actuación hablada. Su tesis de doctorado (2006) trata acerca de Tel-Aviv como el objeto transicional de un poeta. Su último poemario (Thinkerbell/Campanita) será publicado este año (2015).