viernes, 24 de julio de 2015

Aharón Shabtai / Pascua

















En lugar de hervir
ollas y platos
frotáos el corazón
con lana de acero.

Leéis la Hagadá
como cerdos
que, si dispusieran para ellos una mesa,
hozarían en la fuente
de las albóndigas y el perejil.

Pero la Pascua
es más fuerte que vosotros.

Salid a la calle y ved:
los esclavos se rebelan,
un brazo férreo
hunde en la arena al déspota.

Cruel e imbécil,
vuestro Faraón
envía a sus capitanes
en sus carros de asalto
y mira: el mar de la libertad
se los traga.




Traducción: Gerardo Lewin

domingo, 12 de julio de 2015

Mordejai Geldman / Tatuaje


















En el autobús, sentado frente a mí, 
un apuesto muchacho 
con una letra japonesa tatuada sobre el cuello. 

Por qué no te tatúas también tú
dice mi cerebro
un dragón, un unicornio o una gaviota
te darían un aspecto juvenil y sexy
a pesar de que ya es bastante tarde

Quizá ya llevas un tatuaje
prosigue mi cerebro
un tatuaje secreto
capaz de ver sin ser visto
y que en otra época
era habitual en tu familia
una hilera de dígitos azules
el número en el turno de la exterminación

Pues en esta mañana veraniega
es tu turno para ser exterminado
tomando en cuenta tu edad
y tu estado de ánimo

Y llega entonces el pensamiento salvador:
este es el número del celular
de un amante perdido en la distancia
que ha quedado grabado en mi hombro,
en mi brazo
y en el bloc de notas de mi corazón.



Traducción: Gerardo Lewin

miércoles, 24 de junio de 2015

Rafi Weichert / Dormida



















Duermes, tu cabeza apoyada en mis rodillas
con la seguridad absoluta de los niños.
La luz centellea en la pantalla.
Las imágenes se suceden en silencio anudando,
unos con otros, remotos acontecimientos.

Bajé el volumen para que no interfiriese
la realidad con el sueño.
Ahora debo permanecer en mi postura.
Cualquier movimiento te arrancaría
de esos fantásticos parajes
hacia los que has zarpado.

Quizá también discurran en tus sueños
visiones que tu tranquilo aliento no revela.
Percibo en un momento el delicado tiempo
que fluye y nos rodea,
se aleja de nuestros cuerpos
y se expande, como ondas.



Traducción: Gerardo Lewin

lunes, 15 de junio de 2015

Efrat Mishori / Ala metálica


















- ¿Qué es eso a lo que te refieres, madre?
Un ojo iluminado en la húmeda oscuridad del túnel.
¿Qué es lo que planeas, madre?
Una cabeza titilante que me mira con reproche.

- No me refiero a nada, hija,
herida flecha, mano extendida, cercenada oreja.
No planeo nada, hija,
cuerpo desmembrado hiere la morada del pavor.

- ¿Qué es eso que ahuyentas, madre?
Un asa envuelta en un extraño trozo de piel.
¿Qué es eso que esgrimes, madre?
Un ala metálica que golpea en su estructura.

- No ahuyento nada, hija,
rombo desesperado, abierta boca, corona enferma.
No esgrimo nada, hija,
muslo infantil, cansada bandera, mejilla abatida.

- ¿Qué es eso que persigues, madre?
Una infancia sumergida en un barril de cieno.
¿Qué es eso que ocultas, madre?
Un hilo rojo que se descuelga desde el techo.

- No persigo nada, hija,
tembloroso marco, rodilla floja, debilitado dedo.
No oculto nada, hija,
cuchillo lavado, piso limpio, brazo vendado.




Traducción: Gerardo Lewin



Efrat Mishori es poeta y doctora en filosofía. Nació en Israel en 1964. Ha publicado siete poemarios y un libro de cuentos infantiles en verso. Obtuvo el prestigioso premio Primer Ministro para literatura en 2001. En 1997 escribió Soy el modelo de la Poesía, un espectáculo unipersonal que incluía música y actuación hablada. Su tesis de doctorado (2006) trata acerca de Tel-Aviv como el objeto transicional de un poeta. Su último poemario (Thinkerbell/Campanita) será publicado este año (2015). 

sábado, 9 de mayo de 2015

Mois Benarroch / La valija


















Llevo conmigo, eterna, una valija.
Me acompaña adonde vaya.
Espera el tiempo de partir,
el momento en que me expulsarán
de una casa a otra casa
de una ciudad a la siguiente
de una tierra al exilio
La valija está llena de juguetes
con los que ningún niño jugó,
de recuerdos
de gentes sin pasado,
de amores
que no se concretaron,
de ropa
que nadie usará,
de rencores
bajo las quietas aguas,
de la incomprensión
de un mundo ignorante,
de la discriminación
de aquellos que venden sueños,
de crueldad
contra personas que extendieron una mano,
que pidieron y que les fue negado,
que fueron en busca del amor
y les fue dada una valija.



Traducción: Gerardo Lewin

domingo, 26 de abril de 2015

Tali Latowicki / Trabajos de la tristeza


















A Jaguit, en agradecimiento



En el campo de trabajos de la tristeza
severidad es el pan de la mañana,
cojín del dolor, cabecera en mi cama.

Me cubro de nostalgia: una manta agujereada
por donde asoman ángeles
de aliento congelado.

Afuera se bañan en belleza los brazos;
la piel desea y se broncea.

Regresaré a mi casa para la inspección nocturna,
saludaré tu partida, temblarán mis rodillas

y machacaré hasta el alba en el mortero del recuerdo
para erigir las urbes frágiles de tristeza,
cuyas murallas son ira y ansiedad.

Se cierne sobre mí, sin incluirme,
lo inasible de tu ausencia.

Mi salvación es tu salvación
aunque ambas aún estemos 
en este vivo reino.



sábado, 18 de abril de 2015

Tehila Hakimi / Diccionario
























Abrí en amor;
decía,
blanco
sobre negro:
“sentimiento potente de afecto
hacia ser humano
o cosa querida
e importante”;

chequeé vida
y la definición era:
“estado de existencia de los seres humanos,
animales
y plantas
que los distingue de los objetos
inanimados”.

Pensé en mundo
y la entrada era:
“Globo terráqueo”.

Pasé las hojas hasta la D
y me detuve en
dolor.




Traducción: Gerardo Lewin




Tehila Hakimi nació en 1982. Vive en Tel Aviv. Es, además de poeta, ingeniera mecánica. Publicó en 2014 su primer poemario majar na´avod (mañana trabajaremos). En 2014 recibió el Premio Ministerio de Cultura para Poeta Principiante.