domingo, 20 de noviembre de 2016

Yonatan Berg / Nación hereje





















Cuando salía del jardín vi su cadáver.
¿Qué hará un hombre cuyo hijo murió?
El cielo enmudece
mientras tacha un nombre
en la mochila escolar.

La luz se mueve hacia fuera,
desde las cosas y más allá.
Lo que se va, gotea
como cera derretida sobre la mano abierta.

Se aparta hacia la cueva del alma
para escribir el nombre
en las paredes. 
Ya no queda espacio dentro de sí.

Fe y perseverancia, sabiduría y entusiasmo –
esas grandes ideas, las corrompe.

Como un gran bloque de hielo que se desprende y se aleja.


Nota: el poema alude a Elisha Ben Abuya, uno de los protagonistas de un relato clásico del Talmud quien, tras penetrar los secretos de la cábala, pierde la fe. El jardín que el poema menciona es el pardés místico. El Talmud sugiere que el origen de la conmoción de Ben Abuya fue el haber presenciado la muerte accidental de un niño en el acto de cumplir un mandato divino.



Traducción: Gerardo Lewin



Yonatan Berg nació en Jerusalén en 1981 en el seno de una familia religiosa y creció en Psagot, un asentamiento en Judea y Samaria. Berg abandonó el estilo de vida religioso y reside actualmente en Tel Aviv. Obtuvo un BA en escritura creativa y un máster en biblioterapia. Poeta y novelista, Berg redacta una columna semanal de opinión para el popular sitio web Walla, y ha escrito reseñas literarias para diversos periódicos. Ha publicado tres poemarios y es el poeta más joven en recibir el Premio Yehuda Amichai de poesía, por su primer libro Mifrasim Kashim/Duros velámenes (2013). 

lunes, 7 de noviembre de 2016

Amir Gilboa / Por esta senda, de seguro...






























Por esta senda, de seguro, ya no andaré otra vez.
Ahora apoyo mi mano sobre la corteza del árbol.
Probablemente antes de que caiga la lluvia alguien distinto
pasará por aquí, apoyará también su mano sobre el árbol
y sin saberlo agregará, por sobre un toque de aire, otro.

Caerá luego la lluvia y las huellas todas de nuestras manos
se deslizarán hacia la tierra en donde nace el árbol,
serán bebidas por el suelo, alcanzarán las raíces,
subirán por el tronco y por las ramas 
y darán a las hojas renovada lozanía.

Dónde estaré cuando el breve y verde aliento de mis manos
y de las manos de quienes después de mí lleguen
se fundan en la incesante brisa de vegetal eternidad.




Traducción: Gerardo Lewin




Amir Gilboa (anterior, Berl Feldmann) nació en 1917 en el seno de una familia judía en Radyvyliv, Ucrania. En 1937 emigra a la Palestina Mandatoria. En 1942 combate en la Segunda Guerra Mundial, en la Brigada Judía del Ejército Inglés, y en 1948 toma parte en la lucha por la independencia de Israel. Falleció en 1984. En 1949 publica el poemario Sheva Reshuyot / Siete Dominios. Esta colección, junto con la posterior Shirim Baboker Baboker / Poemas temprano en la mañana (1953), cimentan su reputación como poeta israelí. 
En 1971 se le otorga en Premio Bialik de literatura y en 1982 obtiene el Premio Israel de poesía.
(Fuente: wikipedia)





miércoles, 26 de octubre de 2016

Leah Goldberg / Para quien no tiene fe






























Para quien no tiene fe
- qué arduo será vivir el año.
Los campos piden esperanza,
las aguas reclaman credos
y tú, que ya nada deseas.

Mi corazón se abandona a su letargo.
Duermo
y en mi sueño de pesado silencio
- como una antigua fortaleza -
se pasean mis muertos.

¿Cómo despertaré de este sopor
sin fe en mi corazón
y tú, que ya nada deseas?




Traducción: Gerardo Lewin



miércoles, 5 de octubre de 2016

Mordejai Galili / Volví a pensar en ella


















El psicólogo al que consulté
dijo que con una infancia así
es raro que no me haya vuelto un criminal.
“Has hecho un largo camino” – fue su intento de elogiarme.
“¿Dónde ha quedado tu ira?” – preguntó.
“La ira del niño cuya madre se suicida”.

Lo sabía, no era conveniente abrir aquella puerta.
Ésa fue la última sesión.
Había perdido a mi madre nuevamente.

Yo fui un niño que no pedía clemencia
o comprensión; no sabía siquiera que eso era posible.

Resignación: una cuerda
en la que amargas melodías tañen.




Traducción: Gerardo Lewin



Mordejai Galili nació en la granja Udim, al sur de la ciudad costera de Natania. Trabajó durante mucho tiempo en gráfica para distintas editoriales, revistas y periódicos. Publicó Poemas/Shirim (Siman Kriáh, 1976), Dos collages/Shnei collag´im (Am Oved, 1988) y El viaje que terminó en un baile/Masá she nigmar be rikud (Sifrei Hemed, 2011).

lunes, 19 de septiembre de 2016

T. Carmi / Paisajes























I

Un pájaro blanco sobre el verde río, dos
y luego tres.
Un poste de electricidad, dos,
tres arbustos.
Resulta difícil enumerar en el tren
más allá de esas cosas (techos
y nubes, manchones de pasto)
por lo que no las mencionaré aquí.
En realidad, creo que sólo anotaré
un único pájaro.
Quizás también sus alas.

II

Estaba en la cima de un árbol,
vestía un enterizo azul
y serruchaba.
De pronto colapsó su rostro,
el cuerpo se le combó como una rama,
sus manos se llenaron de viento
y cayó.
Vi todo eso a través de la ventanilla del tren,
después de un cantero de césped
y antes de un par de caballos.
Sólo puedo anotar el hecho en sí de su caída.
No llegué a oír el grito.



Traducción: Gerardo Lewin



martes, 6 de septiembre de 2016

Anat Zecharia / Dos poemas




















No me hagas un niño


No me hagas un niño.
Ante un bebé me asalta el dolor
del corazón profético.
Las fuerzas todas de la carne
cierran sus ojos,
ciegas son entre las sábanas
y no es que esté diciendo:

“Son éstas las órbitas de los ojos,
éstas aquellas mismas y rosadas cosas,
éstos los sagrados aullidos,
éstos los lejanos campos,
éste es el mundo devorador y asesino,
ésta la eternidad, ¿cuánto nos falta aún
para alcanzar también ese destino?"

No es que esté diciendo:
“no habrá otro abismo excepto yo”.

No me hagas un niño,
es lo que digo,
no lo hagas.



Erez*

Sacas la lengua,
exhibes un órgano muscular
excelso, tu lengua
agresiva en su extremo
y cuando se desliza por la grieta
aprendo a lamer
toda una serie de estampillas
de flora y fauna en Tierra Santa.

Imperecedero instante.


* Nombre masculino


Traducción: Gerardo Lewin



Anat Zecharia (1974), nació en Tel Aviv. Es egresada de la Escuela de fotografía  WIZO de Haifa y del seminario de poesía Helicón (2004). Recibió el Premio "Poesía en el camino", de la Municipalidad de Tel Aviv en 2005 y 2007. Fue invitada en 2012 al festival Parnasus, en Londres. Se dedica actualmente a la fotografía y dicta talleres de escritura. Editó los poemarios Iafá Ajat Kodem/Mejor una antes, Ed. Helicón,  Tel Aviv 2008, y Biglal Tauth Enosh/Debido a un error humano, Ed. Musad Bialik, Jerusalén 2012.

miércoles, 24 de agosto de 2016

Sigal Ben Yair / Cien años de arte en Tierra Santa
























En la Cinemateca, en ocasión de los “Cien años
de arte en Tierra Santa”,
el estómago se me revolvía por el hambre
frente a los pastorales paisajes del cruce Erez*.

Comí rápido, en la oscuridad, 
dos niños envueltos en hojas de parra
que compré en el local de la mujer árabe.

Los devoré a escondidas, algo encorvada
y con la mano abierta
escurrí el aceite que chorreaba de mis dedos
sobre la alfombra azul, moteada en blanco.


* Cruce fronterizo entre Israel y la franja de Gaza.


Traducción: Gerardo Lewin