miércoles, 26 de noviembre de 2014

Tanhum Avgar / Canción feliz
















Frágil, mi padre me dejó en herencia
la capacidad de simpatizar con él
y el talento para ser verdaderamente desdichado.
Mi madre, en cambio, me legó
un cierto exceso de sensibilidad:
como la tendencia a extrañar, por momentos,
descendencia a la que no le cupo en suerte
haber nacido.


Traducción: Gerardo Lewin


Tanhum Avgar nació en 1946 en Checoslovaquia. Poeta, editor y especialista en puntuación diacrítica hebrea. Ha publicado poemarios y libros de cuentos cortos. 

viernes, 14 de noviembre de 2014

Ronny Someck / Su belleza
















Con veintiuna palabras debo
describir su belleza.
Desperdicié ya siete.
Juntaré catorce
en un pasamontañas:
ocultaré mi cara
para robar
amor.



Traducción: Gerardo Lewin



miércoles, 5 de noviembre de 2014

Itzjak Laor / Recuerdo de tres muertos




















A Oded, que estuvo conmigo en la milicia
y que cayó en combate, en el valle del Jordán
la noche de año nuevo del 5728, quizá del ´29,
lo recuerdo cada vez menos, no de la fotografía
que conservo por temor a olvidarlo
ni de la imagen de su padre lamentándose por oleadas
junto a la tumba, año tras año en los aniversarios
hasta que dejamos de ir; que no me olvide tampoco
de Amasías el de la granja cooperativa 
que fue muerto en el ejército, en el ´82,
aquel primo tuyo, bello como un ángel, a quien conozco
por el retrato junto al televisor en lo de tu madre, en lo de tu abuela
y en la casa de todos tus tíos en Bet Semes;
a quien también conozco por el duelo incesante de su madre 
aún después de tantos años ni tampoco de Lina
de Siquem, asesinada en 1976, cuando escapaba de los soldados
y fue acribillada junto a la puerta de su casa. La recuerdo
a pesar de que no estuve allí, no fui testigo ni conozco el lugar
ni a sus padres o a sus vecinos y tampoco sé
con qué rituales despiden a sus muertos
pero me anoté en su momento los detalles
para que no muriera en mí aquello que los muertos lograron,
para que no muriera en mí aquello que lograron los vivos,
y todo aquel que rememora un alma fuera de la suya propia
recuerda vida.



Traducción: Gerardo Lewin

Nota: el año hebreo 5728 corresponde al período que va de octubre de 1967 a septiembre de 1968.


viernes, 17 de octubre de 2014

Amira Hess / En donde se habla acerca de una persona que no está
















Se habla aquí de un ser humano que no está,
alguien que ha sido hallado hueco y vive,
que se enfrenta a una máquina de escribir
y pide que le regresen su irónica sonrisa.

Esta persona es una mujer
que intenta recuperar sus recuerdos.

El padre de esta mujer se fue, no se sabe adónde.
En uno de aquellos días se descompuso y salió de la foto.

Hay aquí una terrible disonancia
según la cual batallan y se avienen la belleza y el dolor.

No ves siempre las cosas en blancos o en negros.
Contemplar un color no te enceguecerá.



Traducción: Gerardo Lewin


Amira Hess es una artista y poeta israelí que nació en 1943 en Bagdad, Iraq y arribó a Israel en 1951. Vivió esos primeros tiempos en un campamento transitorio para inmigrantes y luego se mudó a Jerusalén, donde aún vive. Su primer libro, Y la luna gotea locura obtuvo el Premio Luria. Otros poemarios suyos son Dos caballos en la línea de la luz, Comiendo información y No hay mujeres, realmente, en Israel.

sábado, 27 de septiembre de 2014

Ariel Zinder / Ladrillos



















Sonríes. Me parece
que hemos trabajado juntos,
construyendo la Torre.
Dijiste "vamos"
y yo dije "aquí".
Acumulamos pilas, apilamos cúmulos.
Pequeños milagros obrados por nuestras propias manos.

Ahora, a cualquier "vamos" le responde el silencio
y todo "aquí" resuena como un último acto de piedad
antes de que las sendas se bifurquen.
Memoria y balbuceos: es todo lo que quedó en Babel.
Las canciones de amor se hielan aún antes de encenderse.

Tú pides mi entero corazón.
Yo sé que estamos, nuevamente, dispersos.
Vagaremos a solas, con un único idioma

y divididos, subdivididos corazones.




Traducción: Gerardo Lewin




Ariel Zinder nació en 1973 en Berkeley, California, en donde su padre – israelí – completaba un doctorado. Fue educado en un entorno anglo-parlante. Zinder, vive en Israel desde los tres años. Ha vivido en Jerusalén y en Tel Aviv. Su poesía está escrita en hebreo y él se define como bilingüe. Vive actualmente en Jerusalén y es uno de los fundadores del grupo Ketovet. Ha venido publicando poesía y traducciones a partir de 1999. Enseña literatura y escritura creativa a jóvenes y adultos. Zinder ha hecho estudios de posgrado en literatura y se ha especializado en en Poesía Mediaval Hebrea. Obtuvo el Premio Primer Ministro para jóvenes poetas y el Premio Ruth Negev por su primer libro.

sábado, 20 de septiembre de 2014

Esther Raab / La canción de la mujer
























Bendito tú que me hiciste mujer,
que soy humana tierra
y débil costilla;
bendito por hacerme
redondeces y curvas
como el sol y los planetas,
como los henchidos frutos.

Por darme una viva carne florecida,
por hacerme como las plantas,
agreste y fértil.
Los hilos de tus nubes
se deslizan como seda
por mi rostro y mis muslos.

Soy adulta
y deseo ser niña:
llorar de tristeza, reír
y cantar a voces.

Ínfima entre lo nimio,
un pequeño grillo
en el sublime coro de tus potencias;
la más diminuta entre todos tus seres
juega aquí, a tus pies,
mi Creador.




Traducción: Gerardo Lewin




Esther Raab (1894-1981) es mencionada a menudo como la primera poeta israelí nativa. Nació y creció en Petah Tikva. En 1921 se casó con su primo en la ciudad de El Cairo, donde permaneció durante varios años. Se la considera como no perteneciente a ningún movimiento o escuela poética de su época. Sus motivos principales giran alrededor del paisaje de Tierra Santa, la naturaleza, la simpleza y la libertad. En 1964 obtuvo el Premio Kugel.

viernes, 12 de septiembre de 2014

Tali Latowicki / Es necesario que una helada

















Mientras el sol sea aún bello al salir y al ponerse
y las estrellas en lo alto no dejen de tintinear para mí...
J. N. Bialik

Mi amada viajó a una tierra
blanca, extranjera,
el país de los casados.

Cuán largo fue su
viaje. Qué lejanía.

Allí trineos cruzan
la sintaxis casual
del hielo en las conversaciones,
y una campanilla eléctrica
en rítmicos destellos
suaviza el dulzor de los besos.

Dicen que ya no volverá
pero yo tiendo
a no creerlo. No aún.
Es necesario que una helada golpee en la oquedad del pecho,
que el corazón ennegrezca,
que la madera de esta viga
estalle.
Sólo entonces desistiré.




Traducción: Gerardo Lewin 
Publicado originalmente en la revista Punto de Partida.



Tali Latowicki (1976) es investigadora y edita libros de poesía y prosa. Da clases en el Departamento de Literatura Hebrea de la Universidad Ben Gurión del Néguev. Sus poemas han sido publicados en diversos periódicos y han sido traducidos al italiano, polaco e inglés. Camera obscura, una antología de sus poemas en traducción de Sara Ferrari, fue editada en 2008 en Italia (Belforte).