sábado, 27 de agosto de 2011

Tal Nitzan / Por ejemplo

















Hubiera atrapado mi rostro entre los pechos
del luchador de sumo.

Me hubiera escondido
entre sus elevaciones y sus valles.

Él me hubiera recogido sin amor y por lo tanto
sin causar dolor. Sin comprensión y sin
lo opuesto de la comprensión.

No hubiera bebido palabras de mi boca
ni replicado mi respiración
ni hubiera visto en mí tal o cual rostro -

A duras penas hubiera sentido que di
contra sus carnes.



Traducción: Gerardo Lewin

1 comentario:

Carmen Troncoso dijo...

Maravilloso y real, un saludo desde Chile ,