lunes, 26 de diciembre de 2016

Mati Shemoelof / Me arrepiento del instante

























No sé el motivo por el que le gustaba comer sobre el lavabo,
sin plato, sencillas rebanadas de pan negro
con queso blanco,
o, resfriado, se sentaba en el sofá
con un libro abierto
y le colgaba un apodo risueño
a todo aquel que ingresara a la casa.

Estoy seguro de que era - como yo - un poeta libre
a pesar de haber trabajado toda su vida en la tienda
y para decir verdad, no tengo modo de saberlo,
de comprobarlo o de charlar con él,
sólo puedo escribir
que él no fue más feliz de lo que soy
aunque una vez alcanzó a leer poemas míos.
Después, cuando volvió a casa
me contó - iluminado - que sus amigos del centro de jubilados
estaban fascinados con mis versos
y quizás fue bajo mi influjo que comenzó a escribir un cuento
sobre cómo fue que su abuelo, tan rico en posesiones,
emigró desde Irán a Israel 
(putamadre, por qué no conservé esa hoja…)

Me arrepiento del instante en que le hice un gesto de disgusto,
podría haber entendido que ésa era su historia
y qué es lo que queda ahora en mí: un profundo pesar.
A él lo sobreviven un poema incompleto,
los días que se agotan
y los recuerdos que se revelan en su desnudez.




Traducción: Gerardo Lewin



Mati Shemoelof (Haifa, 1972) es poeta, escritor y editor. Divide su tiempo entre las ciudades de Tel Aviv y Berlín, como parte de una creciente diáspora israelí en esa ciudad. Practica diversos géneros, ha escrito cinco poemarios, obras de teatro, crítica y ficción. Es una de las voces más predominantes en el ámbito árabe-judío (Movimiento Mizraji). Fue uno de los fundadores del movimiento “Guerrilla Cultural” en Israel y de “Poetic-Hafla” (hafla: voz árabe que significa "fiesta, danza, celebración"), un evento multilingüe de poesía, arte y música en Berlín. En 2014 publicó una colección de cuentos Un baño de libertad/Miklajat shel jofesh (Editorial Zmora/Beitan).