miércoles, 17 de junio de 2009

Iehuda Amijai / Tarde en mi vida


.























Tarde en mi vida acabo en tí. 
Filtrado por muchas puertas,
gastado ya por escaleras,
casi nada queda de mí.

Y tú, asombrada mujer,
vives con media valentía;
una hembra salvaje que usa gafas:
la montura elegante de tus ojos.

"Los objetos desean perderse
para ser, nuevamente,
hallados por otros.
Sólo los hombres buscan
encontrarse a sí mismos".
Así dijiste.

Después partiste tu solo rostro
en dos perfiles:
uno para la distancia
y el otro para mi memoria.
Y te fuiste.


Traducción: Gerardo Lewin

2 comentarios:

Ana dijo...

muy bueno, me gusta el juego con lo escindido: dos perfiles, media valentía..
besos!!

Senén dijo...

el "hoy" es el gran protagonista de esta poesia, descarta todo lo de antes y después. El "hoy", ese gran desconocido...
Saluti