domingo, 5 de abril de 2015

Erez Biton / A mi mamá, los hijos...

























A mi mamá
los hijos no le vivían,
a mi mamá.

El primero
no le vivió; el primero,
que le pusieron David
por su padre, el de ella.

El segundo
no le vivió; el segundo,
que le pusieron Meir
por el rabino Meir el milagroso
pero que no le hizo el milagro de vivir.

El tercero
le vivió; el tercero,
que le pusieron Ya´ish
que significa vida
y ese fui yo,
que le viví.

Pero
qué vida te viví,
mamá.




Traducción: Gerardo Lewin

No hay comentarios: